Bmw K75

This slideshow requires JavaScript.

La Bmw K 75 S, apodada “Flying Brick” no por lo bonita que era… Esta base tan grande y rara ha supuesto un año de fabricación y un gran reto para nuestro taller, pero gracias el amor puesto hemos conseguido una moto bonita y diferente a las demás transformaciones.

El motor tricilíndrico de750cc fue revisado detalladamente y puesto a punto y se le pulieron las tapas.

Las horquillas delanteras han sido restauradas sustituyendo todos los elementos y el amortiguador trasero será cambiado. Hemos cambiado los neumáticos, en la parte trasera pusimos un 150, El neumático más ancho que puede llevar, entra de milagro.

El sub-chasis fue redondeado y optamos por un asiento monoplaza fabricado en piel microperforada, que permite llevar acompañante

El frontal es donde esta Bmw marca la diferencia, el carenado de Ducati con una cúpula recortada en plan macarra y aguantada por una araña hecha como si fuera un chasis multitubular en aluminio. El carenado da al conjunto el rollo de las viejas motos de resistencia de los años 70 y 80. El depósito fue modificado para lograr una mejor armonía con el resto de la moto.

Detalles como las tapas laterales, los soportes de estriberas modificados, el reloj de presión de gasolina (nunca sabes cuando puedes necesitar saber a que presión va su gasolina) o el divertido filtro de aire cónico aportan más personalidad y distinción a esta preparación.

El sistema eléctrico se rehízo y puso al día, sustituimos piloto, intermitentes y faro por unos leds que le da un toque moderno. En cuanto al marcador es el original al verlo decidimos que se tenía que quedar, siempre ponemos marcadores pequeños casi invisibles, pero aquí están los mando de la nave espacial puesto en una posición que te dice más deprisa, más deprisa …